Asterix Análisis

Diego

¡ POR TUTATIS ! ¡ POR BELENOS ! ASTÉRIX SIEMPRE DISPUESTO A DEFENDER A SU PUEBLO!

Astérix es una de esas sagas eternas que todos y todas, más jóvenes o más entraditos en años, recordamos como parte de nuestra infancia. Todos hemos visto alguna vez algún comic o el decimonoveno pase (al menos) en la televisión de turno de alguna de sus películas como Astérix y las doce pruebas.
En el año 1993, un año después de que Barcelona maravillase al mundo con unos Juegos Olímpicos inolvidables, las 16 bit competían por un duro mercado en el que salían como churros plataformas aprovechando el éxito de dos sagas míticas como Super Mario y Sonic. Entre ellos tenemos uno de esos escasísimos casos en los que un juego de calidad no salió de las fronteras europeas y solo los usuarios del viejo continente pudieron disfrutarlo en sus máquinas de 8 y 16 bits.
La extinta Infogrames, responsable de grandes sagas como Alone in the dark y Driver, dio rienda suelta a su creatividad y la compañía del armadillo arco iris sacó un título que bien pocos recordarán. Algunos con más cariño como parte de su infancia, otros con menos dada su dificultad y ausencia de puntos de guardado.
La historia nos sitúa como la recordamos siempre, en una vetusta aldea gala habitada por valientes celtas que siempre vencen a los soldados de un ejército romano empeñado en conquistarlos. En este caso Obélix es secuestrado y nuestro querido bigotudo, ataviado con su gorro con alas blancas, debe recorrer distintos emplazamientos del Viejo Mundo para rescatar a su amigo antes de que el César lo lance a los leones.
El juego ofrece un total de 28 niveles distribuidos en 5 mundos y de dificultad creciente, poblados por soldados romanos y bestias: Los bosques franceses, las cumbres helvéticas, los templos egipcios, Grecia y Roma son los escenarios en los que nuestro héroe desarrolla su aventura.

ASTERIX

Aprovecha bien las monedas de oro que encuentres y las vidas ya que son muy escasas. No podrás farmearlas para obtener vidas porque no te darán las cuentas.

La mecánica de juego responde a los plataformas de la época, sin complicaciones con un desarrollo de la aventura muy lineal. Quizá sea ese su gran punto débil. El desarrollo de los niveles es sencillo y no contamos tampoco gran número objetos que nos permitan combatir a los enemigos más allá del puñetazo que nuestro héroe suelta apretando el botón A del mando. Tan solo encontraremos marmitas rojas que nos harán inmunes durante un tiempo limitado (aunque no afectarán a los enemigos) y marmitas verdes con las que podremos volar durante unos instantes.
Pese a esta limitación, la aventura cuenta con la aparición estelar de algunos de los grandes secundarios del mundo de Astérix. Asurancetúrix el bardo e Idéfix la mascota de Obélix nos acompañarán en el viaje ayudándonos en diversas partes de nuestro trayecto hacia la capital imperial.
Así mismo, la variedad de los fondos de los escenarios contrasta con un escaso número de enemigos diferentes. Eso sí, nos falta un gran enemigo final, un enfrentamiento contra César o algún otro jefe que otorgue más cuerpo a la historia en la que la aventura se enclava.
El apartado técnico sí cumple de forma solvente para el año en el que estábamos. Los sprites son lo suficientemente grandes para el género y los escenarios están bien detallados y cuidados. Son vistosos y coloridos: bosques, grutas, el Mediterráneo y los templos egipcios y grecorromanos. Todo un paseo por los distintos paisajes que en el año 50 D.C. podríamos observar en las tierras que la gran Roma dominaba.
En definitiva, un clásico 100% europeo y que no llegó a salir de nuestras tierras. Correcto en el apartado jugable y muy bien en su aspecto técnico tanto visual como sonoro, en especial en su versión para la 16 bits de Nintendo.

ASTERIX

Las serpientes, los cuervos, las arañas y los soldados romanos nos acompañarán casi de principio a fin en nuestra aventura.

 

Desarrolladora: Infogrames

Plataformas:  Master System,NES, GameBoy y Super Nintendo

Año de lanzamiento: 1993

 

Lo Bueno

  • Ambientación
  • Apartado técnico
  • Sencillez de los controles
  • Dificultad escalonada

Lo Malo

  • Ausencia de puntos de guardado
  • Enemigos repetitivos
  • Ausencia de enemigos finales
  • Habilidades limitadas de ataque
8

Muy bueno

Diego
Cada día me levanto y cuando vuelvo de un largo día de trabajo, puedo imaginarme siendo el héroe, el villano y revivir mil y una aventuras. Puedo ser uno y puedo ser todos. Hoy soy Solid Snake, mañana Samus y pasado mañana Toad.

Contraseña olvidada

Registrate

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies